pg-web-2558

Otra de mis composiciones, inspiraciones, esta vez con las manos de mi hijo Eduardo, que le dan esa dulzura que él tiene, y que se aprecia en cómo lo mantiene. Es un candelabro de base de latón, veréis más cosas de este material, que me gusta porque viste, sin ser demasiado opulento como la plata. El guiño de unas flores en lugar de la vela, adornan nuestra mesa, como si de un centro de flores se tratara.