Llegan las Navidades, y como sé que te gusta preparar y vestir una bonita mesa, he montado ésta que, estoy segura, te servirá de ayuda para la tuya!

En primer lugar, no pienses en una vajilla completa, si vas a recibir más amigos o familiares, o, si no tienes tantas copas!, servilletas… no pasa nada! Te diré que tiene, pienso, un gran encanto, jugar a mezclar… acompáñame!

En esta mesa, de una madera natural, tan preciosa, no podía poner mantel! Así, con un bajoplato, quedaba perfecta. En el centro, doblé unos manteles, a modo de camino, que, con el centro decorativo, iban a marcar el conjunto.

Así pues, como si de un cuadro que fueras a pintar se tratara!, empiezas servicio por servicio, con tu paleta de tonos, que marcarán las servilletas, el plato, su filo…

Como puedes ver, los que van encima del camino, son lisos, y blancos como su fondo! Éste que va fuera, por ejemplo, vintage, su servilleta iba a ser del mismo tono que alguna de sus flores!

Y así con el resto, incluso combinando cristalería con los bajoplatos también!

Se trata de ir buscando la conexión en el propio servicio, y a su vez, con el centro! Ves cómo hice, por ejemplo, coincidir verdes del centro, con otro toque fuera, o, hasta incluso el candelabro, antigüo, con el tono de algunas copas o servilletas, y… por último, los servilleteros que puse tal cual encima de los platos, unificando, por fin, ya todo el conjunto.

Fácil me resultó, sin duda!, con unas vajillas, cristalerías, cubiertos, manteles… maravillosos, de OPTIONS! Tenía tanto donde elegir! Todo tan ideal! Cuando descubrí sus vajillas vintage, quería ponerlas todas en la misma mesa!

Vamos! atrévete a mezclar, que, además de un resultado diferente, te va a resultar bien práctico! O si tienes de todo, una ocasión especial merece sacar todo lo que puedas!

No dejes de contarme y compartirlo con todos nosotros! A mí me harás muy feliz! :))))

Hasta pronto!